Atletismo de Fondo

Todo el running de fondo

Artritis y Deporte

Entre las muchas enfermedades articulares que pueden acometer a cualquier persona, los casos de artritis vienen asumiendo paulatinamente datos crecientes y, al contrario de lo que piensan algunas personas, no es una “enfermedad de viejos”.

articulacion rodilla

articulacion rodilla

La artritis es una inflamación con grados diversos  de una o más articulaciones que provoca dolor, hinchazón, limitación del movimiento o rigidez. Hay más de 100 tipos diferentes de artritis.
Cuando una persona padece de artritis, sus cartílagos, o sea, el tejido que protege normalmente la articulación y absorbe el impacto cuando hay presión sobre la articulación, se rompe. Esta ruptura impide un movimiento fluido, y puede provocar efectos colaterales dolorosos. A menos cantidad de cartílagos, hay más fricción en los huesos, lo que conduce en última instancia al dolor, inflamación y rigidez.

Entre los tipos de artritis más comunes están:

La Artritis Reumatoide..

Se puede sufrir en todo el cuerpo, afecta inflamando los cartílagos y la membrana sinovial alrededor de las uniones de los huesos. Produce la salida de líquido sinovial. Este líquido sirve para proteger contra el roce y el desgaste de los huesos.

La Osteoartritis o Artrosis .

Es una deformación producida por el desgaste de los cartílagos entre los huesos. Estos cartílagos van desapareciendo provocando que haya roce entre unos y otros. Generalmente se de en las extremidades.

 

Efectos de la artritis en las articulaciones
No todos los tipos de artritis dañan las articulaciones de la misma forma. La osteoartritis, provocada usualmente por el desgaste normal, así como la artritis reumatoide, resultado de un ataque del sistema inmunológico; son dos de las formas más comunes de la artritis.
Cuando una persona padece de osteoartritis, el desgaste al cual es sometido el cartílago puede provocar que las articulaciones de los huesos tengan fricción entre sí, un efecto colateral doloroso y restrictivo que puede desarrollarse durante años, o ser resultado de una infección o una lesión en la articulación.
En el caso de la artritis reumatoide, algún agente provoca que el sistema inmunológico ataque las articulaciones y posiblemente otros órganos. Aunque sigue siendo un misterio lo que provoca precisamente el ataque del sistema inmunológico, algunos investigadores sugieren que se trata de un virus o bacteria; mientras que otros creen que el hábito de fumar desempeña un papel importante en la aparición de la artritis reumatoide. Una vez que el sistema recibe la orden de ataque, sus células pasan de la sangre a las articulaciones y al tejido que las cubre, conocido como sinovio. Una vez allí, las células inmunológicas producen sustancias inflamatorias. Esta actividad de células y sustancias inflamatorias provocan irritación, hinchazón e inflamación y también afecta el cartílago que puede provocar la fricción entre los huesos.

 

Factores de Riesgo

No todas las personas padecen artritis, y hay varios factores de riesgo que incrementan la posibilidad de ser afectado por uno de los más de 100 tipos de artritis.
• Historia familiar: algunos tipos de artritis son trastornos de familia. Aunque pudiera parecer contraproducente, los genes de una persona pueden hacerla más susceptible a los factores ambientales que provocan la artritis.
• Género: las mujeres son más propensas a padecer de artritis reumatoide, mientras que la gota, enfermedad que puede causar artritis, afecta más a los hombres.
• Lesiones previas en las articulaciones. Cualquier persona que haya sufrido en el pasado una lesión en las articulaciones es más propensa a que sean afectadas. Por ejemplo, los atletas o los bailarines son a menudo más susceptibles debido a lesiones sufridas en la práctica.
• Obesidad: la obesidad en hombres y mujeres implica a menudo presión indebida en las articulaciones, particularmente en las rodillas, caderas y columna vertebral, lo cual les hace correr más riesgos de padecer algún tipo de artritis.
• Edad: el riesgo de padecer artritis se incrementa con la edad.

Esta enfermedad puede afectar desde algunas partes óseas, hasta ligamentos, tendones, otros tejidos conjuntivos y partes blandas. Por eso, los diversos nombres conocidos relacionados a este mal: osteoartritis, artritis reumática, juvenil etc. Es obvio que el primer profesional a diagnosticar y definir el tratamiento es el médico. Conforme el grado en el que se encuentre la enfermedad entra como parte del tratamiento, el fisioterapeuta y el profesional de Educación Física. Con toda seguridad los ejercicios son apenas una parte del tratamiento pudiendo ser, según cada caso, los aeróbicos, los de flexibilidad y los de fuerza.

Los aeróbicos contribuyen para disminuir el peso corporal. Menos peso, menos sobrecarga en una articulación ya comprometida, lo cual conlleva a disminuir el sufrimiento y el dolor. P

La importancia de los ejercicios de flexibilidad está en fortalecer las articulaciones, en ciertos casos, por lo menos puede evitar que las amplitudes empeoren. Los de fuerza contribuyen para una buena base muscular, protegiendo las articulaciones afectadas.

Hubo tratamientos  de pacientes con artritis reumática con un entrenamiento de alta intensidad, por medio de pesas, durante 12 semanas. Los resultados mostraron que los pacientes tuvieron una reducción significativa del dolor en las coyunturas, así como reducción de la fatiga, además de un gran incremento de fuerza.. Fue verificado que el trabajo con pesas causa una reducción significativa del avanzo de la artritis.

En la mayoría de los casos, la artritis por sí sola, según algunos médicos no contraindican ejercicios físicos, siendo inclusive recomendados por los profesionales relacionados a la Medicina Deportiva.La cuestión es saber cual ejercicio realizar de acuerdo con cada situación. A principio el ejercicio que provoca un dolor leve, lógicamente, debe ser evitado. Tratar  de hacer musculación, utilizar la maquina de caminar o también gimnasia localizada.  A veces  la actividad  que le gusta más al individuo, no sea la  más indicada en ese momento.

La selección de las actividades debe seguir la premisa basada en el placer de hacer el ejercicio, para que se vuelva un hábito. En casos más dolorosos el uso de calor profundo o periférico, hielo y etc. será recomendado, siendo muchas veces necesario el trabajo en equipo entre el médico, el fisioterapeuta y el profesional de Educación Física. No hay un límite claro de donde comienza el trabajo de uno y donde termina el del otro. Articulaciones con movimientos más limitados pueden exigir inclusive masajes específicos dados por un profesional con experiencia.

Otro tratamiento alternativo, ya reconocido por la clase médica, es el de la acupuntura, cuyo fundamento está en la estimulación eléctrica de nervios sensitivos y liberación de endorfina, aliviando los dolores. También los  Fármacos  antiinflamatorios, estimuladores del cartílago, fisio y kinesioterapia, ejercicios de bajo impacto como natación o caminatas, métodos quirúrgicos e incluso, algunos más innovadores como la ozonoterapia que tiene efecto analgésico
Cada tipo de artritis exige un tratamiento y ejercicio específicos. Generalmente el dolor que persiste, la hinchazón, la fatiga exagerada, reducción de los movimientos al contrario de aumentar, pueden ser indicadores de que los ejercicios no están siendo realizados en la medida apropiada. Algo estás errado.
Finalmente, la artritis es un mal que exige cuidados y la orientación precisa.

En los Deportistas

Para lograr rendir al máximo en el deporte, no basta con tener energía y músculos bien trabajados, es muy importante contar con articulaciones sanas y fuertes.

El deterioro articular es un grave impedimento para poder entrenar y concluir con resultados exitosos.
Los dolores articulares son muy comunes, incluso quienes nunca en su vida han practicado un deporte, pueden sufrir de malestar en los tendones y el cartílago, los más comunes son en las rodillas, tobillos y codos

La práctica del deporte ayuda a retardar la aparición de dolores o bien a aminorarlos, siempre y cuando la actividad no sea excesiva o incorrecta.

Algunas prácticas incorrectas durante la ejercitación pueden causar artritis en deportistas

Las  causas pueden ser debido a las malas posturas, prácticas incorrectas del deporte, el sobre uso o la sobrecarga excesiva a la que se someten ciertas articulaciones puede generar artritis, una enfermedad crónica que requiere tratamiento para poder convivir con ella de la mejor forma posible.

Así como existen malos hábitos al momento de ejercitarnos que pueden iniciar esta enfermedad, existen ciertos deportes en los que más se visualiza esta patología, como son el atletismo,  fútbol, rugby, tenis, voley, salto u otros, porque en ellos se sobrecargan articulaciones particulares, siendo más frecuente la artrosis de rodilla o cadera debido al mayor peso que deben soportar.

Asimismo, aquellas personas inactivas físicamente que de un momento a otro deciden ejercitarse y comienzan de manera excesiva, pueden causar lesiones en sus articulaciones.

Siempre lo  mejor es prevenir, y tomar conciencia que lo ideal para ser un buen deportista es poder continuar con los entrenamientos sin dolores y libres de lesiones.

Hay que  comenzar a ejercitarte de manera controlada y avanzando progresivamente, no sobrecargar las  articulaciones con peso excesivo, alta intensidad o sobre uso, y por sobre todas las cosas, conoce tu cuerpo y aprende a respetarlo para que, junto a él, puedas obtener mejores resultados.

De manera, que si eres corredor o prácticas otro deporte o simplemente entrenas con pesas para mejorar el desarrollo de tu físico, no olvides que poseer unas articulaciones jóvenes y saludables constituye ni más ni menos que la garantía de rendir de forma óptima y poder continuar con la práctica deportiva.

Resulta imposible querer,  correr, golpear , saltar , levantar pesas, sin los cartílagos y ligamentos no están  fuertes.

Fuente: Global medicals, Medicina del Deporte y Antropología, Fitnnes Online, Metrocreativeconnection, Subzin.com.

Marcela Graciela Pensa

Prof. de Ed, Física

Neurofisióloga

Maratonista

About these ads

8 de junio de 2011 - Posted by | atletismo, De Todo un poco, maraton, Noticias de running, Salud | , , , ,

2 comentarios »

  1. lo lindo es seguir haciendo lo que nos gusta pero de manera correcta sin dolores que nos hagan abandonar el deporte

    Comentario por gerardo | 25 de julio de 2012 | Responder

    • Gerardo, sin dudas debemos cuidar nuestro cuerpo con mucha conciencia, es el el que nos permite realizar lo que tanto nos gusta…
      Un abrazo

      Comentario por atletismodefondo | 25 de julio de 2012 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 479 seguidores

%d personas les gusta esto: